Martínez fue el primero de los 13 Hispanos que obtuvieron la Medalla de Honor del Congreso durante la Segunda Guerra Mundial y el único soldado norteamericano en obtener esta distinción luchando en suelo estadounidense.

Nació en Taos, Nuevo Méjico el 27 de julio de 1920 en el seno de una familia de inmigrantes mejicanos con ocho hermanos. En 1927 la familia de José Pantillion Martínez se mudó a Ault, en el estado de Colorado. Fue llamado a filas en agosto de 1942 y enviado a Camp Roberts en California para realizar la instrucción.

Una vez finalizado fue destinado a la Compañía K del 32.º Regimiento de Infantería de la 7.ª División de Infantería. Esta unidad estaba llevando a cabo su entrenamiento en Fort Ord y San Luis Obispo de cara a la preparación de su futura misión: la liberación de las islas Aleutianas.

Tropas de la 7.ª División de Infantería desembarcando en Bahía Masacre, Attu.

En junio de 1942, los japoneses habían desembarcado y ocupado una serie de islas en el archipiélago de las Aleutianas. El alto mando estadounidense temía que los japoneses pudieran emplear las islas como bases de lanzamiento de ataques aéreos contra la Costa Oeste.

El ataque para la recuperación de las Aleutianas comenzó el 11 de mayo de 1943, desembarcando elementos de la 7.ª División de Infantería en las bahías de la Masacre y de1 Holtz en la isla de Attu. Los japoneses presentaron una resistencia encarnizada contra las fuerzas atacantes.

Transporte de tropas USS Joe P. Martínez

Uno de los enclaves cruciales de la isla de Attu era el puerto de Chichagof, donde los norteamericanos debían atacar y doblegar las defensas japonesas en varios pasos de montaña que llevaban al puerto. Ya el 26 de mayo el ataque del 32.º Regimiento de infantería se había empantanado en las inmediaciones de la Cresta de Fish Hook ante la potencia de fuego enemiga.

Disparando su fusil automático BAR y lanzando granadas, el soldado Martínez se lanzó al asalto de la posición japonesa más cercana. Tras tomarla, Martínez reunió a sus camaradas y encabezó un ataque con el que pretendía tomar el paso, pese a recibir un intenso fuego desde las alturas de ambos flancos. Cuando Martínez llegaba a la última trinchera japonesa resultó herido de muerte. Moriría de sus heridas al día siguiente.

Estatua de Martínez con su BAR en Denver

Debido a la acción de Martínez, las tropas norteamericanas pudieron tomar y mantener los pasos, la antesala de la marcha victoriosa sobre el puerto de Chichagof. Tras la ocupación del puerto acabaría tomándose toda la isla de Attu para el 30 de mayo.

Por sus acciones en la batalla de Attu, el soldado José P. Martínez fue condecorado póstumamente con la Medalla de Honor. Fue el primero de los 13 Hispanos en recibir la Medalla de Honor del Congreso en la Segunda Guerra Mundial. Martínez fue también el primer soldado del estado de Colorado distinguido con esta condecoración en esta contienda.

En reconocimiento al valor mostrado por este soldado, el estado de Colorado y las ciudades de Ault y Greeley, han erigido estatuas en su honor. La Marina de Estados Unidos ha bautizado con su nombre a un transporte de tropas y el Ejército ha puesto su nombre a unas instalaciones de la Reserva en Denver. José P. Martínez está enterrado en Ault, Colorado.

Viene de Medalla de Honor – Alfredo González

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.