Rentería nació el 26 de junio de 1924 en Living, Nuevo México, hijo de un inmigrante mejicano que había servido en el ejército de Pancho villa.

Ruiz se alistó en el ejército de Estados Unidos en 1944 después de haber tenido un problema legal cuando viajaba en su coche a ver a su novia en Tejas. En el proceso judicial el juez le dio a Ruiz la opción de alistarse en el ejército o de ir a la cárcel. Rentería eligió el ejército. Tras realizar la instrucción básica Rentería fue destinado al 165.º Regimiento de Infantería de la 27.ª División de Infantería y embarcado para llevar a cabo operaciones en el Pacífico.

En abril de 1945 desembarcó en la isla de Okinawa. De inmediato se vio atrapado en un mortífero combate con los japoneses. El 28 de abril, Rentería y su compañía  se abrían paso por un barranco cuando una casamata japonesa abrió fuego sobre ellos. Ruiz y su jefe de escuadra fueron los únicos en salir ilesos del trance. Había que silenciar aquella ametralladora.

Ruiz agarró la Browning automática (BAR) y cargó sin demora contra la casamata. Llegó hasta la misma disparando y cuando estaba encima su arma se encasquilló. En ese momento un soldado japonés cargó contra él y lo obligó a defenderse con la culata del BAR en una temible lucha cuerpo a cuerpo.

Una vez hubo acabado con él se deshizo del BAR y corrió de vuelta entre un diluvio de fuego enemigo hasta donde estaban los miembros de su escuadra a por otro BAR y más munición. De nuevo, salió corriendo para la casamata mientras los japoneses le tiraban con todo lo que tenían.

Rentería volvió a subirse a lo alto de la casamata y disparó numerosas ráfagas por las troneras. Mató a doce soldados japoneses en el interior de la estructura y silenció la ametralladora enemiga. A continuación se sentó a fumarse un cigarrillo, sin bien con dificultad porque le temblaban las manos.

Aunque parezca increíble, Rentería solo sufrió heridas leves pese a lo expuesto de su acción. Continuó luchando en Okinawa durante varias semanas. Tras regresar a Estados Unidos en mayo de 1946 recibió una comunicación de que le habían concedido la Medalla de Honor del Congreso por su acción en el salvamento de los soldados de su escuadra y en la destrucción de la ametralladora enemiga.

El 12 de junio de 1946, Rentería fue condecorado por el presidente Harry S. Truman en presencia de miembros de su familia. Su servicio en el ejército no finalizó en la Segunda Guerra Mundial. Participó también en la guerra de Corea y se licenció con el grado de sargento en 1964.

Durante su retiro, Alejandro Rentería residió en Visalia, California. Falleció a la edad de 85 años el 20 de noviembre de 2009. La localidad de Visalia inauguró un parque que lleva su nombre.

Viene de Medalla de Honor – Vernon McGarity

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>