En pasadas entradas iniciamos el relato de la operación japonesa con tres mini submarinos en el puerto de Sidney. Uno había sido destruido y el otro estaba desaparecido.

Recuperación del Ha 21 del fondo de la bahía

Todavía quedaba un mini submarino en el interior del puerto de Sidney, el Ha 21 del teniente Keiyus. Fue detectado en su trayecto de entrada al puerto a eso de las 22:50 horas, antes de llegar al cable magnético, por el bote de patrulla desarmado Lauriana y el buque anti submarino Yandra.

Este último trató de embestir al mini submarino aunque perdió el contacto con el mismo. A las 23:07 horas lanzó seis cargas de profundidad. La nave japonesa se sacudió un poco pero estaba aún intacta. Parece ser que Keiyu decidió bajar y quedarse en el fondo en los accesos del puerto durante un tiempo.

A las 03:00 horas estaba tratando de penetrar de nuevo en las instalaciones portuarias, cuando el Chicago informó de un periscopio cerca del área del cable magnético. Resulta difícil seguir los movimientos posteriores de Keiyu, ya que para entonces el puerto era un hervidero, con alarmas de contacto y avistamiento de periscopio en todas las secciones.

Recuperaciónd el Ha 21

Es posible que el contacto sobre el que disparó el Kanimbla a las 03:50 horas, desde Bahía Neutral, pudiera ser el Ha 21 penetrando en la parte más profunda del fondeadero. Para las 05:30 horas, el Ha 21 estaba siendo buscado de nuevo en la parte exterior, en la bahía de Taylor, sujeto a una caza de tres horas por parte del Yarroma y los botes patrulleros Sea Mist y Steady Tour.

Se hicieron ataques con cargas de profundidad sin descanso, pero cuando el Ha 21 fue finalmente localizado por un buzo más tarde ese día se descubrió que el motor del mini submarino estaba todavía en funcionamiento y que Keiyu y Omori se habían suicidado con sus pistolas tras barrenar su navío. Los torpedos del Ha 21 estaban todavía en sus tubos lanzatorpedos, que habían quedado anulados por el espolón corta redes montado en la proa del submarino.

Funeral por los marinos japoneses

Los Ha 14 y Ha 21 fueron recuperados y canibalizados para construir un solo submarino enano que fue paseado por Australia a fin de recaudar dinero para la mutua naval. Los restos de las tripulaciones de los submarinos japoneses fueron incinerados y se les ofreció un funeral con todos los honores militares –un hecho que levantó algunas críticas, especialmente porque los submarinos de flota que habían lanzado a los mini submarinos habían bombardeado los suburbios de Sidney y la planta industrial de Newcastle antes de regresar a sus bases.

Aunque la propaganda japonesa afirmó que durante la operación se había hundido el acorazado HMS Warspite, la incursión a Sidney representó la última gran operación suicida de los mini submarinos del Tipo A. En adelante sus operaciones fueron esporádicas y, aunque no abiertamente suicidas, lo suficientemente peligrosas como para que hablemos sobre ellas en próximas entradas.

Viene de Mayo de 1942 – Ataque Japonés con mini submarinos en Sídney (II)

Si te gustó, te puede interesar Mayo de 1942 – Ataque Japonés con minisubmarinos en Madagascar

  1. Dani says:

    Por lo que parece no eran muy provechosas estas incursiones. Ya les debió de fastidiar llegar tan lejos y que no les funcionaran los torpedos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.