Mientras el Ejército rojo entraba en Irán desde Transcaucasia, las tropas británicas lo hicieron desde Irak. Para efectuar esta operación, las tropas de la Commonwealth se concentraron en dos sectores bien definidos: Janaquin, en el norte, y Basora en el sur. Para la invasión, los atacantes organizaron un complejo y sincronizado dispositivo que incluyó unidades aéreas, navales y terrestres. Estas últimas sumaban un total de 20 000 hombres aproximadamente, fundamentalmente tropas británicas e indias, mientras que las fuerzas aéreas desplegadas pertenecían todas a la RAF, y las navales a la RAN (Royal Australian Navy), la RIN (Royal Indian Navy) y la Royal Navy propiamente dicha.

Resultado de imagen de HMAS Kanimbla

El HMAS Kanimbla

En lo que a los objetivos de la invasión se refiere, es interesante reiterar los que se emitieron oficialmente: junto con los soviéticos, asegurar las vías de comunicación; pero los objetivos propios del Reino Unido eran dos más: detener a los agentes alemanes y asegurar las reservas petrolíferas de la región, cuya importancia era tan vital que podría decirse que, sin ellas, Inglaterra se hubiera visto obligada a capitular. Para ello, el ejército recibió la orden específica de asegurar el distrito de Naft-i-sah, en el noroeste; y la región de Juzestán (también conocida como arabistán), en el sur, junto con la refinería de Abadán.

Las operaciones en el sector sur corrieron a cargo de la 18.ª y 24.ª brigadas de la 8.ª División india, apoyadas por la 25.ª Brigada de la 10.ª División india. Esta fuerza quedó al mando del general Harvey. Para apoyarla desde el aire, la RAF creó el “Grupo Sur”, o “Ala de Basora”, bajo el mando del Group Captain Donald Thompson, que operaría desde la base de Shaiba. El objetivo de las fuerzas aéreas era “destruir a la Fuerza Aérea Iraní en la zona de Juzestán […] proteger a las fuerzas del ejército y de la Marina de los ataques aéreos […] el bombardeo estratégico de objetivos militares, en apoyo de las fuerzas terrestres, y la destrucción de los aeródromos iraníes y de sus fuerzas terrestres”. Thompson tuvo bajo su mando cuatro escuadrones: el 261.º, formado por Hurricanes y Gladiators para proteger a las tropas; el 84.º, con bombarderos Blenheim para el ataque a tierra; el 31.º, con aviones de transporte Valentia, para tareas logísticas; y el 244.º, con Vickers Vincent, para bombardeo ligero y reconocimiento táctico.

Resultado de imagen de vickers valentia

Vickers Valentia, un avión a medio camino entre 1918 y 1939.

Otra de las misiones de la RAF fue lanzar octavillas de propaganda sobre la población civil en las ciudades de Teherán, Kashan, Ispahán y Shiraz, en las que se afirmaba que los británicos habían venido a luchar contra la corrupción del sah y su régimen y no contra el pueblo, aunque en ellas se avisaba también que dispararían contra quien se opusiera a las operaciones o ayudara a los alemanes. Finalmente, la fuerza aérea desplegó la 2.ª Unidad de Reconocimiento Fotográfico, con base en Habbaniya, para localizar objetivos potenciales en tierra y las unidades de la flota iraní que operaran en el golfo.

Resultado de imagen de Iranian navy 1941

El Palang, de la Marina iraní, fue hundido en Abadán por el HMS Shoreham.

Las unidades navales, quedaron bajo el mando general del Vicealmirante Geoffrey Arbuthnot, comandante en jefe en las Indias Orientales, y más concretamente bajo el control de la División del Golfo Pérsico del comodoro Cosmo Graham. Las unidades navales de que se compuso esta flotilla fueron el crucero mercante armado HMAS Kanimbla, bastante grande y capaz de transportar gran cantidad de tropas; la corbeta HMS Snapdragon; la cañonera fluvial HMS Cockchafer; tres corbetas ligeras, las HMS Shoreham y Falmouth y HMAS Yarra; dos remolcadores y varios dhows armados, como el Naif, tripulado por australianos, el Lawrence y el Lilavati, con tripulaciones indias. El objetivo de estas unidades navales sería perseguir y destruir a las de los iraníes, tanto sobre el río Karun como en la base de Joramsahrr, atacar baterías de costa, capturar los buques mercantes del eje que se habían refugiado en los puertos persas y apoyar a las tropas terrestres en la captura de las posiciones y acuartelamientos de la Marina enemiga.

 

  1. dani says:

    ¿qué población tenía entonces Irán? ¿Y qué FF.AA.?
    Lo más curioso es que tras la guerra los sovieticos se retiraron.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.