La primera bandera norteamericana levantada en la cima del monte Suribachi en Iwo Jima fue bastante pequeña, unos 135×70 centímetros. Fue llevada allí por miembros de la 1.ª Sección del teniente Harold Schrier, del 2.º Batallón del 28.º Regimiento de Marines a instancias del comandante del batallón, el teniente coronel Chandler Johnson.

Bill D. Ross, un corresponsal de guerra de los Marines fue el que contó la historia. El fuertemente defendido monte Suribachi parecía tranquilo mientras lo subían Schrier, su sección, y el sargento Louis Lowery, un fotógrafo del Leatherneck, la revista oficial del cuerpo. No obstante, al borde del cráter del volcán durmiente tuvieron un breve enfrentamiento con los defensores japoneses escondidos en las cuevas.

Mientras la escaramuza estaba en su punto álgido dos hombres – el cabo Leader y el soldado Leo Rozek, habían encontrado un tubo de hierro de unos dos metros de longitud perteneciente a una cisterna que recogía el agua de la lluvia y se les ocurrió atar al mismo la bandera. Luego lo levantaron.

La primera bandera

Pero ese no es el final de la historia. El teniente coronel Johnson, que estaba observando desde el pie de la ladera del Suribachi, tuvo una ocurrencia. «Algún hijo de mala madre va a querer esa bandera como recuerdo, ero no se va a salir con la suya», llegó a decir. «Esa es nuestra bandera». En cuestión de segundo fue enviado un cabo a la playa a buscar una bandera nueva.

Entre tanto, el fotógrafo de Associated Press Joe Rosenthal había estado también pendiente de lo que sucedía. Mientras el cabo conseguía la bandera, Rosenthal se dispuso a subir a la cima del Suribachi a ver si podía conseguir una fotografía panorámica de toda la isla. Iba acompañado de dos fotógrafos Marines, uno de ellos con una cámara.

Joe Rossenthal

Una vez hubo llegado el cabo con la bandera se ordenó a un sargento que la llevase arriba del monte, sargento al que acompañaron los tres fotógrafos. La nueva bandera, el doble de grande que la original, 2,5 x 1,5 metros fue rápidamente atada a un tubo más grande. Seis hombres trataban de clavarla al suelo. Los fotógrafos observaron durante varios segundos y luego buscaron posiciones para retratar el momento.

Rossenthal apiló piedras para obtener más elevación a la hora de hacer su fotografía. Disparó en el momento en el que los Marines izaban la nueva bandera. Los negativos de Rossenthal fueron enviados por avión a Guam esa noche junto con toda la producción gráfica del día de los corresponsales que cubrían la operación. Cuando fueron procesados los negativos en el cuarto oscuro, los técnicos supieron que la foto de Rossenthal en el Suribachi era muy, muy especial.

No era la típica imagen adecuada para los noticiarios, solo se veía la cara de un hombre, las demás permanecían ocultas entre brazos y hombros, o estaban giradas. Pero era una obra maestra de la composición y luz que capturaba a la perfección el drama que se vivía en Iwo Jima. La poderosa composición de la fotografía hizo pensar a muchos que había sido coreografiada.

Al día siguiente, la foto era portada de prácticamente todos los periódicos de Estados Unidos y se convirtió al instante en un símbolo para millones de personas del frente interior. La foto ganó el premio Pulitzer en 1945. Posteriormente se harían sellos postales de la misma y la estatua de bronce más grande del mundo, que recoge todos los detalles de la misma, y que está en el memorial contiguo al Cementerio Nacional de Arlington. Otro de los fotógrafos, Genaust, nunca pudo ver las imágenes que hizo ese día, murió varios días más tarde mientras grababa imágenes de los Marines en combate, pero millones de personas las vieron en los noticieros y en los cines de todo el mundo.

Si te gustó, te puede interesar WAKE – Aviación de Marines en la Segunda Guerra Mundial

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.