A mediados del mes de septiembre de 1943 se producía la carrera hacia el río Dnieper. Tras los reveses en las líneas de defensa del río Donets y el río Mius, y la imposibilidad de mantener Jarkov, todo el flanco sur del frente ruso, defendido por el Grupo de Ejércitos de Manstein, debe retirarse apresuradamente y sin preparación previa alguna al otro lado del río Dnieper. La retirada se convierte en una carrera con las agrupaciones rusas pisando los talones de las unidades alemanas, que llegan a las riberas y se agolpan en las cabezas de puente designadas para el cruce. El frente se había volatilizado en solo unas cuantas horas.

Emplazamiento: 49º45’54.62»N 31º28’54.34»E

Uno de los puntos de cruce del Dnieper era el puente ferroviario que cruzaba el río por la localidad de Kanev. Por allí debería cruzar el XXIV Cuerpo Panzer del general Nehring, que incluía a las 112, 34, y 57 divisiones de infantería y a la 10 división de granaderos acorazados. La unidad de Nehring pertenecía al 4º Ejército Panzer del general Hoth, pero provisionalmente fue puesto en manos del 8º Ejército del general Wohler, que cruzaba unos kilómetros más abajo por Cherkasy y Kremenchuk.

Cuando las divisiones se agrupaban en las inmediaciones del puente para cruzar el día 22 de septiembre, una incursión blindada de la 51 brigada de tanques soviética fue parada in extremis por elementos de la 34 división de infantería a escasos 5 kilómetros del puente. Poco después se tuvo conocimiento de que elementos  soviéticos habían cruzado el río unos kilómetros más arriba y habían establecido una cabeza de puente en el saliente de Bukrin. La situación se había vuelto desesperada. Los ingenieros alemanes construyeron una calzada para el paso de soldados y vehículos por encima de las estructuras originales del puente, de manera, que podía ser utilizado a la vez por trenes y vehículos.

A media madrugada del día 23 de septiembre terminaron de cruzar los últimos regimientos de Nehring, y tras despejar la zona y asegurarse de que no había unidades rezagadas, los zapadores procedieron a volar el puente. En la otra margen quedaron unidades de guardia que volvieron por la mañana a las líneas alemanas con barcas neumáticas.

Unos días después establecerían los rusos una cabeza de puente un poco más al norte en la península de Bukrin, donde lograron asentarse. Fue en esta península donde tuvo lugar la operación aerotransportada soviética narrada en el HistoCast 90 – Paracaidistas.

Si te gustó, no te pierdas  Kursk – La columna fantasma del mayor Bäke

  1. General Lebrel says:

    Bueno, ¿y qué pasó luego?, ¿cada uno se quedó en su lado del río o hubo tortas?. ¡No nos dejen así! 😉

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.