Creo que en la historia de los conflictos no hay mejor ejemplo de lo que un sistema de armas[1] puede influenciar sobre el desarrollo y futuro de un proyecto político, aunque este sea la continuación de la política por medio de las armas.

Para el que esto escribe, el A6M Zero[2] fue en su tiempo el mejor caza embarcado, superior a los terrestres occidentales que tantas páginas han llenado en la historiografía sajona. Fue el mejor porque cumplió a la perfección el fin para el que fue diseñado desde su primer vuelo; pero además, desde la perspectiva de la ingeniería representa el equilibrio entre potencia, aerodinámica, peso y prestaciones operacionales.

A nadie se le escapa que el caza embarcado Zero estuvo presente en todos los teatros de operaciones del Pacífico, abrió el conflicto en el 41 y era el avión más usado por la Marina Imperial Japonesa en el ocaso del verano del 45. Su implantación como sistema de armas llevó al gobierno japonés, a través de sus fuerzas armadas, en muy poco tiempo a asegurarse un imperio continental e insular de vastas proporciones. Si bien, en algo de más tiempo lo fue perdiendo, derrota tras derrota, mientras el Zero era superado por los nuevos cazas introducidos a finales del 42 y principios del 43 por sus adversarios, en especial los EE.UU.

Mas la derrota del Japón no se le puede achacar al A6M, pues fueron muchos factores de índole doctrinal, social, económica, empresarial, industrial, productiva, cultural, vertebración orgánica, etc., los que coadyuvaron al resultado; no obstante el Zero, en su historia, representa un fiel reflejo de la influencia de todos estos segmentos dinámicos, que una vez por exceso y otras por defecto llevaron a encuadrar en la historia uno de los más efímeros imperios[3].

Corría la década de los 30 del siglo XX cuando el Japón, a través de su implantación en distintas áreas continentales[4] e insulares[5] en décadas anteriores, desarrollaba una serie de acciones militares tendente a expandir su Gran Esfera de Coprosperidad del Asia Oriental. Desde septiembre de 1931 al 5 de mayo de 1932 se produjeron una cadena de incidentes y acciones limitadas en China, que desde la Marina japonesa fueron apoyadas por su componente aéreo embarcado a base de cazas Nakajima A1N1 Tipo 3 y bombarderos Mitsubishi 2MT1-4 Tipo 13. Tras la firma del armisticio en la última fecha señalada, trascurrió un periodo de incidentes internos chinos[6] y fronterizos con los japoneses en una tensa calma, pero para el 7 de julio de 1937 esta situación se modificó drásticamente tras el incidente del puente de Marco Polo en la ciudad de Pekín.

Al comienzo de la nueva guerra la marina japonesa ya había sustituido sus cazas embarcados por el biplano de Nakajima A2N en dos variantes, y a su vez estos estaban siendo  reemplazados por el modelo Nakajima A4N1, también biplano, pero de escaso recorrido, pues a petición del requerimiento 9-Shi[7] del Cuartel General de la Marina Imperial Japonesa desde finales de 1936 estaba en producción el Mitsubishi A5M[8] que entraría en combate en la segunda quincena de agosto del 37; un año después, a finales del 38, se convertiría en el caza embarcado mayoritario desplazando al A4N1.

El conocido por Claude[9] revolucionó la doctrina aérea de la marina japonesa; tecnológicamente suponía un salto adelante cualitativo al abandonar el concepto biplano como tipo de excelencia para el combate “a cara de perro”. Si bien mantenía ciertas reminiscencias de sus antecesores: cabina abierta y tren fijo. Por su finura, su potencia de motor, su potencia de fuego, velocidad y su agilidad se implantó rápidamente sobre todos los caza biplanos y monoplanos[10] chinos y rusos.

Al comienzo de la guerra la aviación de la Marina japonesa recibió una serie de descalabros, de hecho su fuerza de bombarderos fue diezmada en varias ocasiones[11], aprendiendo sobre el dolor que los aviones de ataque eran superados ampliamente por los cazas enemigos y que les era necesario el acompañamiento de una escolta propia de cazas.

Como hemos dicho antes, la fuerza de caza embarcada descansaba sobre aviones biplanos muy maniobreros, de escasa velocidad y con techo operacional limitado al utilizar cabinas abiertas sin apoyo para el piloto. Esto para los teóricos del arma aérea de la marina, y sus prácticos pilotos, era una cuestión de segundo orden, pues en este tiempo la habilidad del piloto y su iniciativa era el sustento de la doctrina aérea, y la condición técnica operativa del avión quedaba suplida con lo anterior. De esta forma se fue formando la mentalidad del alto mando japonés y sus pilotos de combate.

Pero con la introducción del A5M se fue configurando el uso de grupos tácticos de ataque escoltados que podían igualar y superar a sus homónimos lanzados desde tierra por la fuerza aérea del ejército. Además, aprendieron que era necesario conseguir el dominio aéreo para tener éxito en cualquier penetración en territorio enemigo, con lo que el planteamiento doctrinal fue evolucionando a la necesidad de realizar operaciones de interdicción más allá de las líneas del frente, pues habían aprendido que castigar al enemigo tierra adentro daba más réditos que la simple lucha aérea sobre la línea del frente, sobre todo destruyendo vías de comunicaciones, centros logísticos, concentraciones de fuerzas y otros objetivos.

Sigue en Auge y caída del imperio japonés en la IIGM. A6M Zero el catalizador. (II)

Si te gustó, te puede interesar Midway – 4 de junio de 1942. Operaciones de la Aviación de Marines desde el Atolón

[1] Utilizando la terminología actual de la época.

[2] A = caza embarcado. 6M = sexto tipo diseñado por Mitsubishi.

[3] Sin lugar a dudas de tipo depredador.

[4] Península de Sajalín y Corea.

[5] Formosa en 1895, las Marianas (excepto Guam), las Marshall y las Carolinas les fueron asignadas después del armisticio de 1918.

[6] En diciembre del 36 se llegó a un acuerdo entre la facción de Chiang Kai-Shek y la liderada por Mao Tse-Tunsg que preocupó al gobierno japonés.

[7] Noveno año de la era Showa del emperador Hiroito. Corresponde al año 1934.

[8] A = caza embarcado. 5M = quinto tipo diseñado por Mitsubishi.

[9] Según el código aliado.

[10] Incluido el Polikarpov I-16.

[11] El 17 de agosto de una formación de 12 bombarderos de la dotación del Kaga, 11 fueron derribados.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.