A las 1200 del 18 de abril de 1941 terminó la guerra en Yugoslavia. Con su capital salvajemente bombardeada y su ejército en plena descomposición, el gobierno golpista que había tratado de oponerse a la entrada del país en el eje había tenido que firmar la rendición.

Banda identificativa de la Grossdeutschland

Empezó entonces una de las muchas épocas salvajes que han sacudido los Balcanes, pero también se puso en marcha una iniciativa que alcanzaría fama más allá de las más altas expectativas. El gobierno hitleriano conocía muy bien las posibilidades de la radio como instrumento de propaganda, y por ello apenas habían pasado unas horas desde la caída de la capital cuando un pequeño destacamento de propaganda, acompañado por hombres del Regimiento de Infantería Grossdeutschland, entró en la silenciosa estación de radio Belgrado.

Los cinco hombres de propaganda se encargaron del aspecto técnico, el encargado de dar voz a las primeras transmisiones fue el Oberstleutnant Fabich, comandante en jefe de la 3ª compañía del I batallón y conocido en todo el regimiento como el “Oberstleutnant musical” por su costumbre de sentarse al piano allí donde encontraba uno.

El oberstleutnant Fabich

Las retransmisiones empezaron al día siguiente, 19 de abril, y se fueron haciendo cada vez mas populares a medida que nuevos programas se sumaban al horario diario: noticias en alemán y en serbio; programas musicales en los que cantaban los propios soldados; programas de variedades; reportes del Alto Mando de la Wehrmacht, en alemán y en serbio; la hora “Volksdeutsche”, dedicada a los alemanes étnicos que vivían fuera del Reich; Noticias políticas y programas de divertimento con nombres como “Aprende a reír en vez de quejarte” fueron llenando las horas de emisión.

Pero sin duda el éxito más llamativo de esta emisora empezó cunado el soldado de propaganda Erich Kistenmacher y el Oberstleutnant Fabich decidieron emitir uno de los diversos discos que los hombres de la unidad de propaganda habían traído en sus cajones de material. Cantada por la sueca Lale Andersen, con letra de Hans Leip y música de Norbert Schulze; “Lilí Marleen” se convirtió sin duda en la canción favorita de los soldados alemanes a lo largo de toda la guerra, y también en la de muchos soldados aliados.

 

  1. LUIS ALBERTO VALBUENA GUAIRIYU says:

    BUENAS NOCHES. QUIERO HACERLES SABER QUE EN UN MATERIAL SONORO QUE HE GUARDADO POR MUCHO TIEMPO TENGO UNA ENTREVISTA QUE SE LE REAKLIZÓ A UN INGENIERO ALEMAN DE NOMBRE WILHEM PUT O POTH, TAL VEZ DE 1982 APROXIMADAMENTE MENCIONANDO LO NARRADO SOBRE EL TEMA DE LILI MARLEN. SI ES MENESTER PUEDO COMPARTIR DICHOP MATERIAL SONORO. BUENAS NOCHES.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.