Aquel día de primeros de agosto, Cadorna podía congratularse de haber conseguido al fin lograr un objetivo importante, Gorizia había caído en manos de las tropas italianas, que además habían conseguido cruzar el río Isonzo, uno de los elementos fundamentales del sistema defensivo del Quinto Ejército austro-húngaro del general Boroevic.

Manuel Filiberto de Saboya, duque de Aosta, condecorando a un soldado

Entretanto, en los flancos del campo de batalla también se habían producido operaciones, con resultados dispares. En el flanco sur, el Tercer Ejército italiano, tras la toma del Monte San Michele, siguió presionando sobre el macizo de Doberdo. Como había sucedido en torno a Gorizia, el comandante en jefe imperial fue consciente de que con la pérdida de aquella posición clave su frente no iba a poder resistir, y aprovechando una pausa en los asaltos enemigos, retiró su 17.ª y 20.ª divisiones a la segunda línea defensiva, preparada por los ingenieros tiempo atrás. Para cuando los atacantes quisieron reaccionar, ya habían perdido la ventaja de sus primeras victorias y se enfrentaban de nuevo a una posición bien organizada. Aun así, podían apuntar en su haber objetivos como el Monte Sei Busi, la colina 197 y la propia localidad de Doberdo.

En cambio, al norte las cosas no fueron tan bien para los italianos. A las 7.30 horas del día 9 de agosto, el II Cuerpo de Ejército italiano desencadenó un furioso bombardeo en los sectores de la colina 383 y Zagorra, que duró hasta las 13.00, momento en que la infantería se lanzó al asalto… para ser masacrada por las ametralladoras del 22.º Regimiento dálmata en el primero de los dos objetivos, y las del 52.er Regimiento húngaro en el segundo, cortándose en seco la ofensiva.

Infantería italiana en Gorizia, poco después de la batalla.

¿Y en el centro? Ya hemos visto como el ocho de agosto los austríacos abandonaban Gorizia a los italianos, sin embargo, estos iban a esperar un poco para tomarla, ya que, por absurdo que parezca, el duque de Aosta quería hacer su entrada triunfal en la ciudad a lomos de su caballo favorito, un evento que debía de ser preparado concienzudamente y que hizo perder a los vencedores un tiempo precioso, hasta el 10 de agosto, momento en que tuvo lugar el acontecimiento, para ser precisos. Dicho esto, no toda la culpa fue de la pompa y vanagloria del personaje, también el propio Cadorna influyó en los hechos pues parece que este, gravemente preocupado por su victoria, había decidido apuntalar sus flancos antes de avanzar en el centro, no fuera a ser todo algún tipo de celada.

Cañones pesados italianos cruzando Gorizia para volver al combate

El resultado fue que los austro-húngaros dispusieron de tres días, del 9 al 11 de agosto, para restablecer su frente en una segunda posición, situada unos cinco kilómetros más al este y tan fortificada como la que acababan de abandonar; y para traer tropas de refuerzo desde el Tirol. Las tornas estaban cambiando de nuevo. Entre el 12 y el 16 de agosto los italianos volvieron a la carga, pero en esta ocasión no habían podido observar debidamente las posiciones enemigas, ni preparar un bombardeo artillero como el que tan bien les había servido en la primera ocasión, y fueron rechazados.

La sexta batalla del Isonzo, también conocida como batalla de Gorizia por la conquista de la localidad, arrojó un saldo oficial de 46 000 italianos muertos y heridos, contra 50 000 austro-húngaros, que perdieron también 5000 prisioneros; bajas igualadas a priori, pero hay autores que discuten la cifra oficial de los vencedores, llevándola hasta los 100 000 combatientes perdidos.

 

 

  1. Dani says:

    Las estadísticas oficiales solían infravalorar las bajas propias y sobreestimar las bajas enemigas. Es labor de los historiadores desentrañar las verdaderas bajas de cada bando. Pero me parece mucha diferencia que los italianos reconozcan 45.000 bajas y sean en realidad 100.000.
    Los franceses al final de la IGM se encontraron con 1.000.000 de bajas no computadas y la gente preguntando donde estaban sus familiares, había una película sobre este tema.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>