Corre el año 1968 en Vietnam. Un boina verde norteamericano se dirige a rescatar a una patrulla que ha sido cercada por un batallón norvietnamita.

Benavidez, en combate cuerpo a cuerpo y como un diablo, logra atravesar el cerco y tras un prolongado combate a cara de perro, saca de allí a ocho hombres en un estilo a medio camino entre Forrest Gump y Rambo. Roy P. Benavidez nació en 1935 en Cuero, Texas. De origen indio-mejicano, tuvo una triste infancia, muriendo su padre cuando apenas tenía dos años, y su madre cuando cumplió los cinco. No terminó la escuela primaria y se puso a trabajar en los campos de algodón para ayudar a la familia.
Benavidez se alistó en la Guardia Nacional de Texas en 1952, y en el Ejército en 1955. Posteriormente ingresa en la escuela de paracaidismo y es destinado a la 82 División Aerotransportada. En 1964 es enviado a Vietnam como asesor del un regimiento de infantería survietnamita. Durante una patrulla, pisó una mina y fue gravemente herido.

Benavidez paracaidista

Tras ser evacuado a un centro médico del ejército en Texas, los médicos temieron que no pudiera volver a andar nunca más, pero Benavidez les demostró de qué pasta estaba hecho y salió andando del centro por sus propios medios en 1966, retornando a Fort Bragg e ingresando en los boinas verdes.

En su segunda estancia en Vietnam en 1968, Benavidez, con la graduación de sargento mayor, fue asignado al ultra secreto MACV-SOG (Military Assistance Command, Vietnam – Studies and Observations Group), acuartelado en Loc Ninh, cerca de la frontera camboyana.

Emblema del MACV-SOG

En mayo de 1968, una patrulla de reconocimiento de 12 hombres de las fuerzas especiales fue rodeada por un batallón del ejército norvietnamita. Benavidez oyó el mensaje de socorro en la radio y tomó un helicóptero para ir en ayuda de la patrulla cercada. Una vez en el área, dirigió el helicóptero a una zona despejada y saltó a tierra. Llevando varias bolsas de botiquín, se abrió paso entre el fuego enemigo hasta los hombres rodeados.

Cuando llegó, la mayoría de los miembros de la patrulla estaban muertos o demasiado graves para llegar a la zona de extracción. En el combate que se entabló durante 6 horas, Benavidez se expuso constantemente al fuego enemigo, sufriendo un total de 37 heridas distintas de bayoneta, bala o metralla, mientras dirigía la defensa y trataba de organizar una extracción de emergencia.

La primera extracción acabó en tragedia cuando el helicóptero fue derribado después de que Benavidez y los supervivientes montaran el él. A pesar de sus heridas, Benavidez estableció un perímetro defensivo alrededor de los restos del aparato y solicitó apoyo aéreo táctico y helicópteros de ataque para mantener alejadas a las fuerzas enemigas.

Finalmente, consiguió meter a sus camaradas supervivientes en un segundo helicóptero, siendo el último hombre en subir. Cuando llegaron a la base, los supervivientes creyeron que Benavidez estaba muerto. Estaba siendo introducido en una bolsa cuando vino en sí, siendo rápidamente evacuado a Saigon, donde fue intervenido quirúrgicamente. No se sabe como, sobrevivió a sus heridas y se recuperó.

Recibiendo la Cruz de Servicios Distinguidos a manos del general Westmoreland

Benavidez fue condecorado con la Cruz de Servicios Distinguidos por su heroica acción, acreditándole haber salvado la vida de 8 soldados norteamericanos. En 1973 se dieron a conocer todos los detalles de la acción y Benavidez fue nominado para la Medalla de Honor del Congreso. Sin embargo, debido a problemas burocráticos, le fue denegada, hasta que apareció en 1980 un testigo directo de la acción que Benavidez creía muerto en acción.

 

El portador de radio Brian O’Connor aportó una jurada sobre los detalles de la acción de Benavidez para salvar a sus compañeros. Finalmente, en febrero de 1981, el presidente Reagan lo condecoró con la Medalla de Honor en una ceremonia en la Casa Blanca.

Roy Benavidez murió de una complicación de su diabetes en noviembre de 1998 en San Antonio, Texas, y fue enterrado con todos los honores militares en Fort Sam Houston National Cemetery. Hay un barco de la armada estadounidense que lleva su nombre, el USNS Benavidez.

Viene de Medalla de Honor – Lucian Adams el Tornado de Texas

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.