Tras la desaparición de la URSS, Rusia sería el país que de todas las antiguas repúblicas soviéticas habría de heredar el peso de su antecesor. En las relaciones entre Rusia y la UE podríamos marcar un punto de inflexión que sería la llegada al poder del presidente Putin con su marcado mensaje nacionalista.

El marco general de las relaciones bilaterales de la Unión Europea con Rusia queda recogido en el Acuerdo de Colaboración y Cooperación UE-Rusia (PCA), que fue firmado en 1994 y dirigido a fomentar el comercio y mejorar las condiciones de inversión, así como intensificar las relaciones entre ambas partes (este acuerdo se debió en gran medida a la mejora de las relaciones a raíz de la creación en 1991, por parte de la UE ,de un instrumento financiero de asistencia técnica para los países de la extinta URSS. El programa conocido como TACIS buscaba favorecer el desarrollo de la democracia y de una economía de mercado).

El Acuerdo de Colaboración y Cooperación se trata este de un acuerdo de nivel intermedio, ya que va más allá de ser un mero acuerdo comercial, pero no alcanza el nivel de un acuerdo de asociación. En Mayo de 2008 se aprobó el mandato de negociación para un Nuevo Acuerdo marco, que debería reemplazar al actual y generar un nuevo marco para las relaciones bilaterales. Las negociaciones se iniciaron en Julio de 2008 pero se estancaron en 2012 ante la imposibilidad de avanzar en el capítulo de Comercio e Inversión.

Con la llegada del presidente Putin al poder a principios del año 2000 la situación en Rusia cambiaría y atrás quedarían los turbulentos años del gobierno de Yeltsin, marcados por el sangriento conflicto de Chechenia y la pérdida de poder ruso a nivel mundial. Putin declaró desde el principio su intención de devolver a Rusia al puesto que le correspondía en el panorama internacional. Con el nuevo espíritu nacionalista existente en Rusia no gustó en absoluto las nuevas ampliaciones hacia el este de la UE a principios de siglo, siendo vistas estas como un intento de injerencia europea en la zona de influencia rusa. Para solventar estos recelos, en la Cumbre de San Petersburgo de 2003 se adoptó una declaración que buscaba intensificar la colaboración en cuatro áreas principales de interés común, complementando al Acuerdo de 1994: un espacio común económico, un espacio común de libertad, seguridad y justicia, un espacio común de cooperación en seguridad exterior y un espacio común de investigación y educación.

Dentro de este marco de cooperación, en la Cumbre de Junio de 2010 se lanzó la Asociación UE-Rusia para la Modernización, con el objetivo de mejorar las relaciones bilaterales, y concebida como un marco flexible para impulsar las reformas y el crecimiento. Esta Asociación se basa en una serie de diálogos regulares para fomentar el intercambio de experiencias y proyectos. En este ámbito de cooperación, especialmente a nivel comercial, habría de resaltarse el ingreso de Rusia en la OMC en el 2012. Esto habría de suponer la adopción por parte de Rusia de compromisos de acceso a mercados y tratamiento de inversiones, abriéndose además la posibilidad a largo plazo de la negociación de un acuerdo comercial preferencial con la UE (ya que sin la pertenencia a la OMC este no sería posible).

Descárgate todo el artículo AQUÍ

Si te gutó, te puede interesar UCRANIA – LA PEQUEÑA RUSIA – Descarga gratuita

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.