Por su interés y por la reciente publicación por parte de Ediciones Salamina de Tigres en el barro, memorias del as panzer alemán, publicamos una entrada del usuario Terciograncapitán, publicada en el foro Segunda Guerra Mundial hace un par de años.

Cruz de Caballero con Hojas de Roble y Cruz de Hierro de primera clase

Queridos foreros:
El pasado 7 de enero visité con un amigo a Herr Otto Carius; un viejecito entrañable y amabilísimo.Pudimos hablar con él un largo rato ( más de 3 horas) y nos enseñó sus condecoraciones y una chaqueta blanca con la que tiene una famosa foto. Aquí os ponemos unas fotos de Herr Carius.

Estuvimos mi amigo y yo sólos con él y con la farmacéutica que trabaja con él, que es la que habla inglés. Nos estuvo contando la emboscada en Malinava, con pelos y señales, como si la estruviera viendo; su compañero Kerscher, el que comandaba el Tiger 213 aún vive, con 93 años.

Carius en primer plano sonriente

También nos habló del Jadgtiger, el cual no le convencía en absoluto. En fin, un pedazo de la historia de la panzerwaffe.No os podéis imaginar la emoción cuando entró y nos presentamos; el mismo Otto Carius, un héroe, y todo un caballero. Estuvo bromeando con nosotros y nos dijo ,riéndose, que los rusos no fabricaban suficientes carros para reponer los que él destruía.

 Cuando nos despedimos salió hasta la puerta para acompañarnos; le dimos un abrazo (estábamos a -7º C, y le dijimos que se entrara que se iba a resfriar, pues iba en mangas de camisa; y nos dijo, no os preocupéis, frío hacía en Rusia). Nos contó que conoció a Guderian y a Model.


La medalla de 100 asaltos era tan auténtica como que yo estaba allí. En fin, una visita inolvidable. Me firmó y dedicó su libro. Una pasada.

Ediciones Salamina publicó sus merorias en español hace un par de años. Se pueden adquirir en su tienda online

  1. Javier says:

    Otto Carius, figura histórica, si! Héroe no! Menudo tenía que ser este personaje en los años 40… Que no se confundan términos ni la historia. Un saludo.

  2. Javier says:

    Porque en sus memorias no va a poner las violaciones, ejecuciones, asesinatos que habría cometido él mismo u ordenado a sus hombres. Pero eso no quita su relevancia histórica, pero héroe, no, gracias. Un saludo.
    P.D. : escribo esto porque no voy a responder a gente que pueda decir que este hombre no cometió ninguna ilegalidad o violación de derechos humanos, etc… no me creo que fuera un soldado matando a otros soldados solamente. Este tenia que ser un buen pinta, siendo un civil ruso mujer u hombre en los años 40 y cruzarte con él, daría miedo!!! no digo mas. Un saludo.

    • Angel Alvizu says:

      Considero que ellos luchaban por una causa que consideraban justa, y seguían instrucciones de un alto mando . No vale la pena por tanto tiempo que ha pasado hablar con resentimiento . Lo que yo opino , que admiro todas las proezas que hicieron los soldados de ambos bandos y respeto el sufrimiento de la población civil que se vio arrastrada en ése conflicto .

  3. Daniel Pastor says:

    Y caemos así en el tópico de que toooooodos los soldados (especialmente los de la Werhmacht) eran criminales que iban violando y asesinando civiles de aquí para allá.
    Estupendo.

  4. Hugo A Cañete says:

    Javier, las opiniones son como los colores, a todos nos gusta la nuestra. Y eso está bien. Lo que no se puede es acusar de hechos tan graves sin tener pruebas, porque entonces haces gala de los mismos métodos que utilizan los totalitarios, de uno u otro sentido.

    De lo que sí tenemos evidencias es de que Carius luchó como un soldado, fue altamente condecorado y tiene un registro de destrucción de blindados sobresaliente.

  5. Javier Veramendi B says:

    Me atrevería a decir, además, que el heroismo y la crueldad no tienen porqué ser necesariamente excluyentes.

    Desconozco muchas cosas de Otto Carius. De hecho,lo poco que se de el es lo que refleja en sus memorias y lo que comentan nuestros amigos más arriba.

    En virtud de esto deduzco que, efectivamente, tuvo un comportamiento valiente, enfrentándose a gran cantidad de blindados rusos; fue un carrista eficaz, porque los derrotó; y además fue un héroe, porque llevó a cabo acciones de este tipo una y otra vez.

    También se desprende de las memorias de Carius que luchaba por algo en lo que creía, aunque lo de las «hordas bolcheviques» sea muy matizable; y consecuentemente, en la medida en la que estaba dispuesto a morir por aquello en lo que creía, su heroismo debe ser respetado aunque podamos no respetar sus ideas.

    Otra cosa es que además cometiera crímenes de guerra, barbaridades, actuara con violencia contra la población o, simplemente, fuera un nazi creyente.

    Con respecto a esto último creo recordar que el mismo explica que había sido educado en dicho crédo desde su infancia, y consecuentemente era difícil que en su pensamiento hubiera otras opciones distintas que las que se derivan de la sensibilidad inherente propia de cada ser humano. De hecho no fue el único soldado alemán al que le pasó esto. En la biografía de Witzig escrita por Gilberto Villahermosa con la colaboración del hijo del propio Witzig, reconocen que era nazi, como todos, por educación.

    Pero por otro lado sus memorias callan. Apenas menciona un solo ciudadano soviético, es como si casi no existieran, así que sobre otros comportamientos solo podemos deducir, y esto hay que hacerlo con un cuidado exquisito.

    En esta línea, si tenemos encuenta memorias de otros soldados de a pie alemanes (entiéndase de bajo rango), es cierto que en muchas condiciones se vieron en situaciones en que era o ellos o nosotros. ¿Se le puede pedir a un soldado que pasa grave necesidad en territorio enemigo que no saquee a los civiles de ese mismo enemigo? Desde mi punto de vista no hay respuesta correcta, solo un dificil juego entre la necesidad y la abundancia que tengan esos civiles: a más necesidad para el soldado y más abundancia entre los civiles, muchos mandos militares (de todas las naciones) harán la vista gorda. Viceversa, en cambio, el saqueo se va conviertiendo en un crimen cada vez más grave (al menos moralmente).

    Por otro lado tenemos que tener en cuenta cual fue el escalafón de mando de Carius. Ciertamente creo que como jefe de un carro o de una compañía, poca capacidad de influencia tenía sobre su entorno mas allá de el mismo y sus acompañantes inmediatos, a lo que debemos añadir que las unidades de carros no fueron empleadas, que yo sepa, en ataques organizados contra los civiles (a diferencia de lo que ocurrió con las SS y en menor medida con otras armas de la Wehrmacht). En resumen, no es igual la responsabilidad de un general, que conoce todo lo que pasa en el enorme espacio ocupado por su división, que la de un cabo, cuya influencia se limita a unos pocos, escasos metros cuadrados.

    En consecuencia me parece planteable que, teniendo en cuenta la ideología en la que había sido educado, tal vez, por necesidades logísticas, operativas o de supervivencia, o por simple malignidad, Carius actuara contra los civiles. Sin embargo lo contrario también me parece perfectamente planteable.

    En consecuencia creo que no podemos sacar conclusiones, y menos conclusiones acusatorias tan graves como las que se han vertido más arriba, sin aportar algún tipo de prueba válida: testimonios de otros soldados, documentos, comentarios del propio Carius en algún otro medio… las que sean (como muy bien ha indicado Hugo Cañete), que nos lleven a considerar válida dicha grave acusación; y este es uno de esos casos en que las meras generalidades no valen.

    Opino claro.
    Un saludo.

  6. Javier says:

    Bueno ninguno de nosotros no tiene pruebas ni para afirmar ni negar que cometió crímenes de guerra. En fin de los millones de soldados alemanes en el frente del este se ve que solo cometieron crímenes de guerra no más de una docena de soldados y altos oficiales. El resto de millones de soldados no cometió ningún crimen, ni abuso y desconocía su existencia, que le vamos hacer. En el que los juicios de Nurembeg solo se juzgara a una millonésima parte de los culpables de los crímenes de guerra, no significa que no hubiera mas. Personalmente he hablado con veteranos de la 3ª División de Infantería Canadiense y he escuchado testimonios de crímenes de guerra por parte de oficiales de blindados del Ejército Alemán y de las SS en los territorios cercanos a Juno Beach, y muchos se fueron de rositas, así que si eso paso en Juno Beach, que no ocurrió en el Frente del Este… Me reafirmo, si hubiera sido un civil ruso en los años 40, lo último que querría hacer sería cruzarme con un oficial de tanques, por mucho héroe y buen soldado que fuera. Saludos.

    • Xavi says:

      Precisamente, canadienses! La fama que tienen es muy mala, los alemanes siempre mantuvieron que los canadienses mataban a los soldados que se rendian. Por otro lado, y esto no es una opinón sino un hecho, los canadienses tienen los peores registros en la relación hombres empleados/ número de bajas de toda la guerra. No son muy indicados para dar lecciones de moral a nadie.

  7. Javier says:

    Es más voy a buscar los audios de las entrevistas que tengo con los veteranos de la 3ª División de Infantería Canadiense sobre los crímenes de guerra durante las Batallas de Authie & Buron, actualmente el Ejército Canadiense está desarrollando acciones legales contra criminales nazis que se fueron de rositas, pero el problema son las pruebas. Pero eso no quita para nada el hecho de que sean culpables de sus delitos. Los soldados canadienses saben qué alemanes eran, sus nombres, rangos, etc. aunque aún no tengan pruebas, para mi ya son culpables. Saludos.

    • severo says:

      Mira Javier, me parece interesante tu posición, pero sinceramente, y como español, estas muy poco legitimado para hacer afirmaciones sobre “crímenes de Guerra”.

      Hace poco leí una tesis doctoral de Yale que defendía que exterminio de los indios de América no fue casual, ni debido a enfermedades, sino planeado para colonizar el continente americano con los excedentes de población de una España que se estaba desertizando. Por lo tanto, se pueden aplicar a los españoles exactamente las mismas motivaciones, actos y responsabilidades futuras como a los alemanes y sus aliados por los crímenes que tú mencionas de la II Guerra Mundial

      Puede que te pongas a rabiar después de leer esto, pero lo cierto es que, a no ser que te vayas a Princeton o Harvard y escribas otra tesis a sensu contrario tienes pocas posibilidades de rebatir esta tesis de una forma seria, por cierto te aviso que fuera de España y hasta a nivel popular, el considerar el genocidio de los indios de América como el mayor crimen de la Historia de Humanidad hasta la II Guerra Mundial no es algo aislado, sino que es el convencimiento general, me acuerdo ahora de la guía Lonely Planet de Perú, refiriéndose a los incas y la colonización española, diciendo prácticamente palabra por palabra que “el genocidio de los indios de América como el mayor crimen de la Historia de Humanidad hasta la II Guerra Mundial”.

      Y casi mejor no te saco otros temas, y si no métete haber que dice la escandalizada prensa internacional de la manifestación de ayer en Barcelona. A cerrar la boquita, que además la germanofobia no es ninguna credencial de antifascismo.

      Didac

      • Javier Veramendi B says:

        Brevemente.
        Personalmente pienso que el comentario está completamente fuera de lugar. Pretender acallar a otra persona con argumentos del estilo «y tu más» no es un razonamiento sino una humorada que no aporta nada al debate. No digo nada si además el argumento es del estilo «y tus antepasados más».

        Cada cual opina libremente en virtud de sus convicciones y de su experiencia vital, y no en virtud de las de sus antepasados. Si lo hiciéramos así acabaríamos investigándonos los antepasados unos a otros de forma compulsiva para saber si quien dice algo tiene autoridad moral para ello, y llegando a la conclusión de que incluso un tal Severo debería callarse pudorosamente; provocando en consecuencia la muerte de todo debate:
        – La nieve es agua congelada
        – ¡Que sabrás tu! Si tu tatarabuelo vivía en el Sáhara.

        En cuanto a lo único recuperable del comentario, desconozco esas tesis de Yale, Princeton o Harvard, no hay referencias en el comentario. Si puedo citar en cambio a Jared Diamond, profesor en UCLA, «Armas, Gérmenes y Acero». Editorial Debate, 1998. Él mismo se encarga de desmontar esas teorías.

        Espero, por lo demás, que no haya más comentarios de este tenor y que esta línea argumental muera aquí.

        Un saludo.

        • severo says:

          Efectivamente, era una humorada. Pero estoy harto de que cada vez que se hable de la II Guerra Mundial salga el tema de los crímenes de guerra. ¿Te imaginas que un foro sobre un combatiente canadiense de la II Guerra Mundial hubiera un individuo dedicado a hablar de los crímenes de guerra cometidos por la unidades canadienses?

  8. Hugo A Cañete says:

    A ver si he entendido bien: Como, según los canadienses, se produjeron crímenes de guerra en Juno beach por determinados soldados alemanes, entonces Otto Carius es un criminal de guerra.

    Veamos este texto, sacado de «Nápoles 1944» de Norman Lewis
    http://novilis.es/?p=3342#comments

    «los aliados mataban a los prisioneros alemanes, los mandos aliados estaban compinchados con los camorristas/mafiosos para traficar con los suministros aliados, los soldados aliados violaban a menores de edad o les pagaban con mantas del ejército canadiense.»

    Ergo según tu: todos los soldados aliados eran asesinos, mafiosos y violadores, incluidos Patton, Murphy, y el GI John Smith de Nevada.

    ¿Es eso? ¿Lo he entendido ahora bien?

  9. Javier Veramendi B says:

    Veamos.
    No se si la ironía es muy útil en un debate como este, pero sospecho que no. Que el ejército alemán cometiera crímenes en el este, tanto el soldado individual como el oficial al mando de un Einsatzgruppe de las SS, no permite acusar personalmente a uno de ellos de acciones de este tipo. Dicho, tal vez, de un modo más fácil: que millones de españoles sepan hablar inglés no significa que yo sepa, o que Hugo Cañete sepa, o que mi estimado tocayo Javier sepa. Si la generalización solo exige pruebas generales, la individualización las exige individuales, y no es el caso con Carius.

    Y con respecto a los canadienses (que no se que vienen a hacer aquí) y su ardua, durísima batalla contra la 12ª División Panzer SS «Hitlerjugend» (no se trata tampoco de una unidad cualquiera), entramos en un plano totalmente distinto. Son unos 156 los prisioneros (creo que todos canadienses pero hablo de memoria) que fueron masacrados por gente de la «Hitlerjugend» durante la batalla de Normandía. Sin embargo también hay testimonios de soldados canadienses, algunos de ellos en el propio memorial de Caen, donde cuentan que no hacían prisioneros, y que disparaban sin pudor a todo soldado de la «Hitlerjugend» que tratara de rendirse. Lo cierto es que aquella batalla fue especialmente dura, una especie de «infierno normando». Dicho esto he de aclarar que, por supuesto, un clavo no saca otro clavo, pero aun siendo tan criminal un asesinato como otro, existe un plus en un régimen, una ideología o una disposición que empujan al asesinato frente a otro que, a lo más (aunque ya sea lo suficientemente vergonzante) se limita a mirar para otro lado avergonzado mientras trata de enterrar el asunto.

    En todo caso el de los canadienses podría ser un tema interesante para una entrada, y quedo a la espera de esas entrevistas, que seguramente serán muy jugosas.

  10. cdosc says:

    Solo parafraseare a G.K.Chesterton conocido como el príncipe de las paradojas

    «Todas las generalizaciones son falsas , incluida esta «

    • Xavi says:

      No entiendo que diga «evidente» cuando ud generaliza y dice cosas topicas y absurdas. O sea, quecomo el regimen aleman era totalitario, sus soldados mataban civiles y prisioneros con preferencia a los canadienses, ya que su gobierno era democratico. Lo vemos todos los dias, en Irak, Pakistan o lo vimos en Vietnam. Mire, los canadienses mataban, golpeaban, robaban y torturaban a sus prisioneros de 17 y 18 años en Caén. Si su mala reputación militar esta tapada, es porque ganaron la guerra, simplemente. Los alemanes los odiaban por ello y les pagaban con la misma moneda: mal hecho por parte de los dos bandos. A ver si entiende de una vez que los crimenes militares (no hablo del horror de los campos de concentracion porque sonnausebundos e injustificables) estaban en un mismo nivel por parte de alemanes, franceses, ingleses, canadienses, rusos, croatas, serbios, japineses y amaricanos. Todos ellos cometieron numerosos crimenes de guerra, con la unica diferencia de que unos sr perseguian y otros no. Mire, un ejemplo: el jefe de la Luftwaffe en Yugoslavia fue ejecutado en 1947 por ordenar un bombardeo en Belgrado que ocasiono 8,000 civiles muertos. Bien. El mariscal Harris, de la RAF, ordeno -con la aprobacion de Churchill y Roosvelt- los bombardeos de las ciudades de Dresde, Hamburgo, Colonia etc con mas de 300.000 civiles muertos. No es un criminal, segun la historia, sino que fue premiado con el titulo de Sir y recientemente -y que poca verguenza- le erigieron una estatua en Londres. Todo esta dicho con esto. El que dice que Carius es un asesino solo por ser jefe de carro es del mismo tipo que aquellos que opinan que Harris, o Churchill, defendian la democracia. Unos analfabetos politicamente muy correctos.

      • Javier Veramendi B says:

        Hemos tenido que plantearnos con cuidado si este comentario se admitía o no porque, la verdad, el tono es totalmente inadecuado. Supongo que su presencia, finalmente, en las páginas de este blog, tal vez para mi descrédito por haber permitido que llegara hasta aquí, se deba a la convicción de que entendemos que todos los temas pueden ser tratados, siempre que se haga con mesura, respeto y educación; y a nuestra oposición a cercenar temas que solo se vuelven inconvenientes cuando entran en juego el fanatismo, la sinrazón y la grosería.

        Así pues, damos por advertido al usuario de que no se le admitirán más comentarios de este tenor; y de modo genérico, quede claro que todos podemos elegir si queremos seguir debatiendo y argumentando nuestros puntos de vista de un modo pacífico y educado o si preferimos fomentar y/o participar en discusiones. Esto último, sin embargo, tendrá que ser en otro sitio.

        Pasando al fondo del asunto, no llego a entender muy bien en qué medida tener la peor relación de registros hombres empleados/bajas convierte a los soldados de una nacionalidad en malos, y no a los soldados que se les opusieron en buenos. Pero en todo caso, quien quiera hacerse una idea cabal de la actuación canadiense durante la segunda guerra mundial, solo tiene que acudir a batallas como Enna y Leonforte, Ortona, Dieppe, Carpiquet (qué duda cabe) o Walcheren.

        Tampoco voy a entrar en la historia de los canadienses frente a la división “Hitlerjugend” de las SS, ya que a ello nos referimos en esta entrada: http://www.gehm.es/?p=1327#more-1327

        Pero si quiero abundar un poco más extensamente en las comparaciones falseadas. Hablar de estados democráticos que cometen barbaridades en Irak, Vietnam o Afganistán, para compararlos con la Alemania nazi, dirigida por una dictadura ideológicamente enferma, es cometer el error de comparar un asesinato con otro y extrapolar todo lo demás. Ciertamente, la guerra se hace con malas bestias, y no con pacíficos corderitos, pero a esas malas bestias se les pueden imponer una serie de controles o se las puede animar a que actúen como les dé la gana contra el enemigo. En ambos casos se rebelarán, y cometerán barbaridades, ya sean malas bestias alemanas, estadounidenses, francesas, canadienses o de cualquier otro país; pero si en vez de tratar de controlarlas se las da rienda suelta, o peor aún, se las anima, el número de animaladas asciende exponencialmente. Dicho esto, si tenemos en cuenta que: desde 1933 el estado nazi había sometido a su población a un sistemático bombardeo ideológico que venía a establecer que ellos eran una raza superior, la raza de los amos, y que en el resto del mundo solo había infrahombres o sociedades degeneradas controladas por el mortal enemigo judío; añadiéndole que las divisiones SS germanas eran unidades altamente ideologizadas; y sumando a la mezcla que los miembros de la división SS “Hitlerjugend”, postadolescentes de 17 y 18 años, llevaban sometidos a esta propaganda desde los 6 y 7 años; pues no es difícil que cometieran todo tipo de atrocidades.

        Hablando de errores, también lo es pretender sacar de la ecuación los campos de concentración: “nauseabundos e injustificables”; como si tan solo fueran una protuberancia casual del estado nazi alemán, y no un fruto directo del mismo, igual que la barbarie en el campo de batalla.

        Por supuesto, siempre queda el socorrido “as en la manga” de que la historia la escribieron los vencedores. Curiosamente, Karl-Heinz Frieser (un historiador alemán), en su libro “El Mito de la Blitzkrieg” (recientemente publicado por ediciones Platea –cierro escaño publicitario 😉 ) denuncia todo lo contrario. Cuando terminó la guerra, el Servicio Histórico del Ejército Estadounidense utilizó a gran número de generales alemanes de la Wehrmacht, dirigidos por Franz Halder, para que escribieran la historia de la guerra desde el punto de vista alemán. Frieser denuncia muy claramente algunas de las ocasiones en las que Halder modificó los hechos narrados a su favor y a favor del generalato. La aparición posterior de memorias como las de Guderian o Manstein, acabaron de completar el proceso. La prueba de lo dicho es sencilla. ¿Cuánta gente ha leído las memorias de Guderian o Manstein? ¿Cuánta gente ha leído las memorias de Doumenc? (¿Ein? ¿Quién es ese?).

        Para terminar, la cuestión de los bombardeos aéreos contra civiles es extraordinariamente compleja. Sin duda raids como los de Hamburgo o Dresde son una mancha en la historia de la humanidad, especialmente para quienes los cometieron. Sin embargo, hay que puntualizar algunas cosas.
        Para empezar, los recursos que se vieron obligados a gastar los alemanes, tanto en hombres como en material bélico, para la defensa del suelo alemán, fueron extraordinarios. Hubo momentos en que casi el 50% de la producción de obuses en Alemania fue para el 88, de los cuales, si no recuerdo mal, el 70% iban destinados a la defensa antiaérea del Reich, imaginemos por un momento el posible resultado de semejante despliegue artillero en el frente. Tampoco es difícil concluir que si la Luftwaffe hubiera podido destinar al frente del este todo el potencial aéreo que tenía sobre Alemania, la aviación roja habría tenido que hacer un esfuerzo inmensamente superior al que llevó a cabo en 1943 para hacerse con el control del aire. En resumen, nos guste o no y se justifique moralmente o no, la campaña de bombardeo estratégico fue un auténtico segundo frente.

        En segundo lugar, con respecto a la población civil, o al menos al sector masculino de la misma (más modernamente podemos incluir también el sector femenino), también es necesario analizar cuando un civil se convierte en combatiente. ¿Cuándo pasa un anciano de 60 años, o un niño de 16, a convertirse en soldado? ¿Es cuando el enemigo está a 100km de él, a 50? ¿Es cuando se le instruye en el manejo de un arma? ¿O ha de ser cuando descerraja un carro de combate con un panzerfaust matando a sus cinco ocupantes? Sin negar (insisto) lo lamentables que fueron los bombardeos masivos, creo también que el estado nazi alemán fue el primer responsable de que niños de 16 o 17 años y ancianos de 60 años quedaran excluidos de la guerra, fueran ubicados fuera de las zonas de peligro y no llegaran a tocar un arma jamás. La inclusión de casi todos los grupos de edad masculinos en la categoría de combatientes, potenciales primero y efectivos después, los convirtió en blancos legítimos, en la medida en que no se puede pedir al gobierno de un estado beligerante, de cualquiera, que salvaguarde la vida de posibles combatientes enemigos a cambio de la de sus propios soldados.

        Dicho esto, creo recordar que los tribunales internacionales excluyeron toda condena por los bombardeos masivos, tanto a aliados como a alemanes. El caso del General Löhr, “jefe de la Luftwaffe en Yugoslavia”, nos lleva a apreciar nuevamente lo fácil que es equivocarse mezclando churras con merinas. Löhr fue juzgado por un tribunal militar yugoslavo y ejecutado por los yugoslavos sin que en ningún momento interviniera un tribunal internacional y sin que en ningún momento se aplicara legislación ni jurisprudencia internacional alguna. Fue un asunto del estado Yugoslavo, el cual, dicho sea de paso, estaba gobernado por el Mariscal Tito y era una dictadura comunista personalista cuyas garantías judiciales eran escasas, y más en casos como este.

        Y con esto acabo, pero no sin recordar, a todos, que podemos seguir tranquilamente con el debate y con el intercambio de opiniones, conocimientos e incluso creencias, o podemos cerrar el tema definitivamente. De nosotros depende.
        Un saludo.

  11. Joseph says:

    hola valla esta genial lo de la visita a el camarada Otto alguien me podria pasar dato me encantaría visitarlos o almenos ver su farmacia espero su respuesta saludos……

  12. Adrian says:

    Saludos!

    tengo el libro de Otto, tigres en el barro, y estaria interesado en ir a visitarle ya que por desgracia no creo que me pueda permitir esperar muchos años. El autor podria pasar por el correo aunque sea, como se puso en contacto con el y en que ciudad vive?

    Gracias de antemano!

  13. ER PELON says:

    Muchisimas gracias al administrador de esta pagina por estas fotos y por la noticia, me parece muy bien que aun vivan soldados como Otto Carius, hombre valiente que lo unico que hizo fue luchar dignamente por su Patria en una cruel guerra. Pretender otra cosa por su actuacion me parece bochornoso y despreciable. Sobre este señor no hay ni una sola palabra en contra de su actuacion como soldado. Estuve a punto de conocer a otro gran soldado, El Gral. Leon Degrelle pero fallecio justo dos semanas meses antes de que nos aceptara una visita, el dia de mi cumpleaños, una pena. De nuevo, mi mas sincera felicitacion.

  14. Kurt says:

    Hola a todos, en primer lugar dar las gracias a los autores y colaboradores de esta web que me alegran el día con sus pequeños bocados de historia militar. Segundo es dar mi opinión con respecto a la controversia. En Alemania la mayoría de la población era nazi porque así lo atestiguó en las elecciones, después de la guerra y a poco que tengas confianza con un alemán te darás cuenta que hay un fondo bastante proclive y nostálgico de aquellos tiempos. Durante la guerra pasó lo que tenía que pasar sobre todo en el este, a ver si os creeis que se puede matar y destruir sin odio y sujeto siempre a la convención de Ginebra. Lo que si me parece una vergüenza para el pueblo alemán/gobierno norteamericano en general y en particular para los grandes generales alemanes. El proceso de desnacificación fue una farsa donde se hizo tabla rasa y se juzgó a unos cuantos en Nuremberg para tapar la boca a los soviéticos. Y por último mi gran decepción fue para los grandes Guderian, Dönitz, Rommel, Rundstedt, Manstein, los cuales invariablemente aseguran en sus memorias no saber nada de lo que ocurrió ni con los judíos, ni con los soviéticos, ni con nada que no fuese sus grandes planeamientos Estratégicos/operacionales/Tácticos. Ninguno tuvo errores, ni fue amigo de los nazis, ni supo nada de los genocidios, que estos sí fueron la primera vez que se produjeron en la historia, al menos aplicando métodos industriales.
    Para terminar el único que tuvo la valentía de asumir lo hecho o al menos sus errores fue Otto Skorzeny, aunque sólo sea de forma tangencial.
    Un saludo a todos

  15. Gustav ditter says:

    Herr Carius fue un oportunista como toda esa generacion, incluyendo a mi padre de su misma generacion y del mismo Panzer Waffe. En las ofensivas contra los soviets se lanzaban en la lucha carro contra carro arrasando todo, aldeas pequenas poblaciones,despues de los combates tomaban. Fotos que toda mi generacion ha visto en las mesas de la comida en los anos 50 y 60. Cual merito es desde un Pzkw TIger destruir el muy muy inferior t-34 .el valor eran los tanquistas rusos ante semejante bunker rodante con un canon de 88 mm y optika Karl Zeiss

Leave a Reply to Javier Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.