La semana pasada iniciamos una serie de entradas cuyo objetivo es relacionar a los oficiales que comandaron grandes unidades en la BEF con sus carreras a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Entonces nos centramos en los jefes de la fuerza y en los componentes más relevantes de su Estado Mayor. En concreto nos referimos a Lord Gort, comandante en Jefe, y a sir Alan Brooke, quien lo sustituyó brevemente en las playas de Dunkerque; así como a sir Henry Pownall, jefe de Estado Mayor, y sir Philip Neame, su segundo.

Resultado de imagen de general Michael Barker

Michael Barker, a la izquierda.

Repasados los más altos mandos, en esta entrada desgranaremos a los oficiales principales del I Cuerpo de Ejército de la BEF, que fue a la guerra bajo el mando del teniente general Michael Barker, uno de los generales más desafortunados, o menos capaces, de la fuerza expedicionaria. Alexander (a quien nos referiremos luego), quien lo sustituiría, dijo de él que su actuación no fue para nada distinguida, tal vez un eufemismo para lo que Alan Brooke denominó derrumbe nerviosos y Montgomery, siempre dispuesto a fustigar a sus semejantes, dijo de él que solo un loco sería capaz de confiarle un mando. Tras la retirada, Barker sirvió durante un año más al mando de tropas, el llamado mando de Aldershot, tras lo cual se retiró. 

Mucho más distinguida sería la trayectoria del comandante en jefe de la 1.ª División de Infantería y transitorio comandante del Cuerpo, en las playas de Dunkerque, el honorable Harold Rupert Leofric George Alexander, quien sería primer conde Alexander de Túnez e iba a recopilar una impresionante colección de títulos y medallas.

Tras volver a casa desde Francia, cosa que hizo el 3 de junio a bordo del último destructor que abandonó las playas, Alexander permaneció al mando del I Cuerpo de Ejército, esta vez con la misión de defender las costas de Yorkshire y Lincolnshire, para luego ser ascendido a comandante en jefe del Mando Sur. Permaneció en este puesto hasta que estalló la guerra en el Pacífico. En febrero de 1942 fue enviado a la India con la misión de defender Birmania de los japoneses, misión que no tuvo éxito y durante la cual estuvo a punto de ser capturado mientras combatía al frente de una pequeña unidad. En marzo, ya como comandante en jefe de las tropas terrestres aliadas en Birmania, ordenó la retirada hacia el subcontinente. Tras estos combates recibió la orden de volver a Inglaterra para tomar el mando del Primer Ejército británico, que debía participar en la Operación Torch, pero el juego de sillas del mando Egipcio llevo a que ocupara el lugar de Auchinleck como comandante en jefe del Mando de Oriente Próximo, justo cuando Montgomery tomaba el mando del Octavo Ejército.

Resultado de imagen de Harold Alexander

Alexander, ante un mapa de Italia, el escenario de su triunfo

Su destino quedó entonces ligado al Mediterráneo. Tras la unión, en Túnez, de los ejércitos provenientes del este y del oeste, Alexander recibió el mando del Decimoctavo Grupo de Ejércios, bajo el mando directo de Eisenhower. Para la invasión de Sicilia y la campaña italiana, el Decimoctavo se convirtió en Decimoquinto Grupo de Ejércitos. Tras recorrer Italia, acabaría la guerra al mando de todo el Teatro de Operaciones del Mediterráneo.

Resultado de imagen de general noel Irwin

Noel Irwin

El jefe de la 2.ª División de Infantería fue el general sir Henry Charles Loyd, al menos temporalmente, ya que el 16 de mayo sufrió un desvanecimiento durante una reunión y tuvo que ser evacuado a Inglaterra. Tras ello, fue director de Infantería en el War Office, jefe del Estado Mayor de Alan Brooke, tras lo cual, en marzo de 1942, se convirtió en comandante en jefe del Mando Sur. Como este, sus siguientes destinos fueron distinguidos, pero lejos del campo de batalla. Su sustituto al mando de la división, el general de brigada Noel Mackintosh Stuart Irwin, pasaría a comandar la 38.ª División, Wales, de Infantería; el XI Cuerpo de Ejército en Anglia Oriental; el IV Cuerpo de Ejército en Irak y el Ejército del Este de la India, donde una el fracaso de la ofensiva de Arakán y sus desavenencias con el general Bill Slim, la estrella ascendente de aquel escenario, provocaron que fuera enviado de vuelta al Reino Unido. No volvió a ocupar puestos relevantes.

Resultado de imagen de general andrew thorne

El general Andrew Thorne

Finalmente, la 48.ª División, South Midland, de Infantería estuvo bajo el mando de sir Augustus Francis Andrew Nicol Thorne, quien tampoco se distinguiría excesivamente tras el reembarque. Comandó el XII Cuerpode Ejército, el mando de Escocia y fue gobernador del Castillo de Edimburgo. Desde escocia participó en la planificación de la liberación de Noruega, plan que ejecutó tras la rendición de Alemania, desplazándose a dicho país con sus tropas para desarmar a la numerosa guarnición alemana que quedaban en la nación nórdica.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.